X
esEspañolenInglés
Menu
X

La conmemoración del martirio de San Juan

La conmemoración del martirio de San Juan

En el año 2000, con motivo de la concesión por la Xunta de Galicia, a instancias de la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, del título de “Fiesta de Galicia de Interés Turístico” para las HOGUERAS, uno de los actos que se programaron fue una misa de acción de gracias

por habernos otorgado tal distinción que se hizo coincidir con el 29 de agosto, fecha en la que la iglesia católica conmemora el martirio y muerte de San Juan. A partir de aquel instante esta jornada ha quedado indisolublemente ligada a los sucesivos programas de HOGUERAS, convirtiéndose en una especie de punto de inflexión que sirve, cada año, para finalizar un ejercicio e iniciar el siguiente.

Ya desde sus orígenes, el acto se dividió en dos partes claramente diferenciadas; de un lado, la celebración de un acto institucional de la Comisión Promotora cuyo diseño se basó en una reunión pública de su Junta Directiva con dos objetivos; uno, realizar un somero balance de todos los logros obtenidos en el ejercicio a cerrar, y otro, una declaración de intenciones de los proyectos a acometer en el que se inauguraba.

Posteriormente, en 2003, con ocasión de la creación de las Medallas Distintivas de Meiga Mayor y Meiga de Honor honorífica, se estableció su imposición anual en el transcurso de este acto, al igual que las Medallas Distintivas de miembro de la Junta Directiva de la Comisión Promotora, creadas en 1999, y que también pasaron a imponerse en esta fecha.

Más tarde, al comenzar su actividad la Asociación de Meigas se invitó a su Junta Directiva a sumarse a esta reunión abierta al público quedando estructurado el acto como una reunión de los plenos de ambas Juntas Directivas para realizar un público balance de lo conseguido y una declaración de intenciones de lo que estaba por venir.

Igualmente, pasados los años, se estimó conveniente que, en el transcurso de esta fase de la jornada, tanto la Meiga Mayor como la Meiga Mayor Infantil, tuviesen oportunidad de despedirse formalmente del ejercicio, en su último acto oficial, haciendo uso de la palabra.

De esta forma, el acto quedó estructurado de forma definitiva comenzando con la lectura, por parte del Secretario General de la Comisión, del Orden del Día de la reunión, tras la cual se procedía a la imposición de las Medallas Distintivas, tanto a Meigas como a Directivos; la intervención de la Meiga Mayor Infantil a la que seguía la de la Meiga Mayor, concluyendo con las palabras del Presidente de la Comisión que cerraba el acto.

Concluida esta primera fase daba comienzo el Santo Sacrificio de la Misa, oficiado por el Capellán de la Comisión y presidido por una imagen de San Juan, colocada en alta mayor, ante la que el Presidente de la Comisión daba lectura a la ofrenda que se completaba con la colocación de sendos ramos de flores, a los pies de la imagen ofrecidos por la Meiga Mayor, Meiga Mayor Infantil y Presidenta de la Asociación de Meigas, así como por las Meigas de Honor, Meigas de Honor Infantiles y Dama de San Juan.

La presidencia de la función religiosa, de carácter solemne, la ostentaba el capellán de la Comisión, contando con la actuación de una masa coral encargada de cantar la misa.

Tras los primeros años se tomó la decisión de invitar a la Presidenta de la Asociación de Meigas a ser la encargada de presentar la ofrenda alternándose, cada año, con el Presidente de la Comisión, hasta que finalmente se fijó de forma definitiva que correspondiese a la presidencia de la Asociación de Meigas designar, anualmente, a la oferente.

Estos actos quedaron enmarcados dentro de los de 2ª categoría en los esquemas organizativos de la Comisión, concurriendo las Meigas mayores con mantilla española y Banda, en tanto que las Meigas infantiles lo hacen con Traje regional de Galicia aderezado con cofia o mantilla como previenen las normas de etiqueta de la Entidad para a la asistencia a actos de carácter religioso.

En la actualidad, desde el año 2015, la Asociación de Meigas es la encargada de la realización de estos actos que conservan el mismo significado con el que nacieron hace ya dieciocho años, si bien se alteró su orden de desarrollo, iniciándolo con la Santa Misa y concluyéndolo con el acto institucional.

Sin embargo, la Asociación de Meigas, prácticamente desde la fecha en la que asumió la responsabilidad de organizar este acto anual, tomó la decisión de nombrar, cada año, a una oferente cuyo nombramiento recae, indefectiblemente, en una Meiga Mayor o una Meiga de Honor de otras ediciones de HOGUERAS.

En los primeros años, el acto institucional se celebró en el Salón de Actos del Colegio Santo Domingo en tanto que la función religiosa tenía como marco la iglesia de la Orden Tercera; actualmente, la Santa Misa sigue celebrándose en el mismo escenario mientras que el acto institucional pasó a celebrarse en el Salón Multiusos del Museo Histórico Militar situado, al igual que la Orden Tercera, en la plaza de Carlos I.

La conmemoración del martirio de San Juan

La conmemoración del martirio de San Juan

Con relación a la imagen del Santo, a la que se le rinde culto en esta fecha, se traslada desde el convento de las MM. Siervas de María situado en Ciudad Jardín, tratándose de la misma imagen que durante años presidió, en la iglesia de los Franciscanos, la Ofrenda a San Juan.

 

José Eugenio Fernández Barallobre.

 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.