X
esEspañolenInglés
Menu
X

El homenaje al rey D. Alfonso IX

El homenaje al rey D. Alfonso IX

Cuando en el año 2008 se celebró en la ciudad el octavo centenario de la concesión, por S.M. el Rey D. Alfonso IX de León, del Fuero de Benavente, lo que se conoce como la Carta Puebla que da origen a La Coruña que conocemos en la actualidad, la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan no quiso dejar pasar la efemérides.

sin tributar un homenaje de recuerdo y agradecimiento a este monarca de tanto significado para los coruñeses.

En aquella ocasión, la Junta Directiva, tomó tres acuerdos para conmemorar la fecha, dos de ellos de carácter permanente y el tercero solo aplicable a las HOGUERAS-2008; de una parte se acordó asignar el nombre del Rey D. Alfonso IX al primero de los Premios “San Juan” que anualmente se conceden, concretamente al que premia la labor institucional y en cuya peana aparece la leyenda 1208 seguida de los dígitos del año de concesión y de otra celebrar, cada año, en la mañana del 23 de junio, como acto inicial de la jornada, un homenaje de recuerdo al monarca ante el monumento que precisamente en aquel 2008 se inauguró en las proximidades de la Torre de Hércules.

Por otro lado, con carácter excepcional, en las Bandas de las Meigas de las HOGUERAS-2008, tanto mayores como infantiles, se bordó la leyenda “La Coruña 1208-2008”, para así dejar constancia de lo relevante de la fecha.

Desde aquel año hasta nuestros días, cada mañana de 23 de junio, al filo de las diez y media de la mañana, la Meiga Mayor, la Meiga Mayor Infantil, las Meigas de Honor, las Meigas de Honor Infantiles y la Junta Directiva, acompañadas de la Dama de San Juan, Guardia de Honor de las Meigas, Corchetes, Heraldos y Heraldillos y de una Banda de Música, concurren al pie de este monumento para realizar el acto de homenaje.

El acto, integrado dentro de los llamados “Actos centrales”, fue clasificado como de 1ª categoría en la estructura organizativa de las HOGUERAS, clasificación que comparte con los actos más destacados del programa, motivo por el cual su organización siempre ha merecido y merece una especial atención y cuidado.

Se trata de un acto sencillo pero muy vistoso dado el colorido que le aportan, no solo la presencia de las Meigas, sino también la de la Guardia de Honor, con la totalidad de sus integrantes, que se encargan de dar guardia al monumento, formando un largo pasillo que jalona sus accesos.

La estructura de este homenaje es sencilla, comienza dando lectura, por un miembro de la Junta Directiva, del texto de la Real Cédula por la que se otorga a La Coruña el Fuero de Benavente lo que supone, en la práctica, concederle la calidad de realenga o lo que es lo mismo que la ciudad “es de las del Rey”, lo que supone para sus habitantes una serie de privilegios de los que el Rey es su principal valedor; posteriormente, a los acordes de un pasodoble, interpretado por la Banda de Música que participa en el acto, las Meigas de Honor, las Meigas de Honor Infantiles y la Dama de San Juan realizan una ofrenda floral a los pies del monumento y posteriormente la Meiga Mayor y la Meiga Mayor Infantil depositan una corona de laurel que evoca simbólicamente el inmortal recuerdo a este Rey. El homenaje concluye con la interpretación de los Himnos de Galicia y Nacional que ponen su broche de oro.

La Real Cédula o privilegio otorgado por el Rey D. Alfonso IX dice así: ” Quede claramente establecido por esta carta que yo, Alfonso, por la Gracia de Dios Rey de León, doy por término al Concejo de La Coruña un territorio de dos leguas de contorno por todas partes. Concedo al mismo Concejo pastos y agua, y leña y maderas en todo mi Reino. Concedo al mismo Concejo el Fuero de Benavente. Y mando que no reciba en su Villa por vecinos hombres de armas ni monjes, excepto los monjes de Sobrado, los que disfruten el mencionado foro en las casas que tuvieran allí, en la villa, como el resto de los hombres del Concejo. Y todo el que hiciera alguna cosa perjudicial o contrario a dicho Concejo, ya fuera hombre de armas u otro cualquiera, incurrirá en mi ira y tendrá que pagar el doble de lo que haya extorsionado y me pagará a mi mil maravedis. Y mando a los hombres de armas y a todas las demás personas que esta carta vieren que amparen y defiendan a los hombres de dicho Concejo.  1 de junio de 1208″.

Se trata, pues, de un acto sencillo, cargado de significado, que permite a las Meigas conocer una página muy importante de la historia de La Coruña y que, desgraciadamente para muchos, pasa inadvertida o es totalmente desconocida.

La Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, a lo largo de sus más de cincuenta años de historia, ha tratado de recuperar o colaborar en la recuperación de tradiciones no solo en el contexto de la fiesta de San Juan, sino aquellas otras inveteradas en la ciudad como es el caso de la conmemoración de la concesión de la Carta Puebla aquel 1º de junio de 1208, concediendo una serie de privilegios a sus habitantes, que tanto ha contribuido al desarrollo de La Coruña como ciudad.

A partir de 2015, tras asumir la gestión del programa de HOGUERAS la Asociación de Meigas de las Hogueras de San Juan, ha mantenido este acto como inicio de la jornada del 23 de junio, conservando su estructura y solemnidad.

José Eugenio Fernández Barallobre.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.