X
esEspañolenInglés
Menu
X

La Fiesta del Solsticio Poético

La Fiesta del Solsticio Poético

Encuadrada dentro de los actos de 1ª categoría según la clasificación de la Comisión Promotora y considerada como uno de los actos más destacados del programa, la Fiesta del Solsticio, nace en 1988 con ocasión de la recuperación de la figura de la Meiga Mayor Infantil para servir como su marco de proclamación, celebrando en 2018 su trigésima primera edición.

De estructura muy similar en origen a su hermana mayor, la Fiesta del Aquelarre, durante los primeros años se programó para la tarde-noche del 22 de junio, teniendo como escenario el Restaurante “Os Arcados” (Playa Club), hasta 1994 en que se traslada al Paraninfo del Instituto Eusebio da Guarda donde se celebra en la actualidad. Durante estos años ha visto modificada, en varias ocasiones, su fecha de celebración hasta que finalmente ha quedado fijada para la tarde del sábado siguiente a la fecha de celebración de la Fiesta del Aquelarre.

Desde 2010 con la aparición de la Ceremonia de Proclamación e imposición de Bandas, la Fiesta, ha cambiado su objetivo original convirtiéndose en acto de exaltación de la Meiga Mayor Infantil y sus Meigas de Honor Infantiles.

En cuanto a su estructura, esta también se ha visto modificada con el paso de los años. En sus inicios constaba de tres partes claramente diferenciadas; la primera comenzaba con el desfile de honor de la Meiga Mayor Infantil y de las Meigas de Honor Infantiles que hacían su entrada en el salón del brazo del pregonero, de los miembros del Jurado de los Premios “San Juan” y de los poetas premiados con los accésits de la Fiesta del Aquelarre. Tras el desfile de honor se procedía a imponer, por las Autoridades y representaciones presentes, las Bandas acreditativas a la Meiga Mayor Infantil y Meigas de Honor Infantiles, tras lo cual se daba lectura a los poemas galardonados en español y gallego con los segundos premios. Concluida esta lectura, el pregonero pronunciaba el pregón de la Fiesta que daba paso al inicio del desfile de honor de salida y con ello al final de esta primera parte.

En la segunda parte se servía la cena del Solsticio tras lo cual, en su tercera parte, daba comienzo el baile de gala que era abierto por la Meiga Mayor Infantil y la máxima Autoridad o representación presente en la Fiesta. Así se vino celebrando hasta el año 1995 en que dejó de celebrarse la cena-baile de gala.

Desde el traslado de su celebración al Instituto Eusebio da Guarda, la estética de la Fiesta cambió de forma notable. La Guardia de Honor de las Meigas, presente en su totalidad, incluidos los Heraldillos, cubre la escalera monumental del referido centro docente confiriéndole un aspecto lleno de colorido y solemnidad al igual que sucede en el desfile de honor. La decoración, a base de reposteros, banderas, alfombras y motivos florales y vegetales, confiere una impronta especial muy acorde con el marco en el que se desarrolla.

De igual modo, con la supresión de la cena y baile de gala de la que ya hemos hablado, la estructura de la fiesta se modificó sensiblemente para adecuarla a esos cambios, llegando así hasta nuestros días.

En la actualidad la Fiesta está dividida en dos partes; en la primera, un grupo de música de cámara se encarga de ofrecer un breve concierto, en los últimos años se ha contado con el concurso del magnífico Cuarteto de cámara del Conservatorio Superior de Música, incluso de un Quinteto de metales de la misma procedencia, que han protagonizado la parte musical del Solsticio.

Tras un breve descanso, se inicia el desfile de honor, con el fondo musical de la marcha “Meigas y Hogueras”, que lo abren los Corchetes seguidos de la Dama de San Juan, los Heraldos y Heraldillos y las Meigas de Honor Infantiles, una a una; cuando la última de ellas se encuentra ante sus asiento, se detiene la música y se da lectura a la Oda a la Meiga Mayor Infantil que da paso a la presentación y entrada en el Paraninfo del personaje central infantil de las HOGUERAS acompañada de Heraldos y del Oficial de la Guardia de Honor con dos de sus Alabarderos.

Llegada la Meiga Mayor Infantil al asiento que ha de ocupar se interpreta el pasodoble “Meiga Mayor”; concluida la interpretación y con las Meigas infantiles ya sentadas se hace entrega de los recuerdos a colaboradores de manos de la Meiga Mayor Infantil quien también impone alguno de los Cardos de Plata concedidos en la edición en curso, así como los Cardos de Bronce en la modalidad de colectivos.

Hasta la desaparición en 2015 de los premios poéticos de la Fiesta del Aquelarre se daba lectura al poema galardonado con el segundo premio y la Meiga Mayor Infantil hacía entrega de la flor natural al premiado.

El broche de oro literario de la Fiesta lo pone el pregonero quien da lectura al pregón correspondiente. De unos años a esta parte, es costumbre que su confección se encargue a una Meiga Mayor o Meiga Mayor Infantil de anteriores ediciones e incluso a una Meiga de Honor o Meiga de Honor Infantil.

La interpretación del Himno de Galicia y del himno Nacional ponen el remate a la Fiesta que concluye con el desfile de salida.

A este acto se suman diferentes Autoridades y representaciones, así como la Meiga Mayor y las Meigas de Honor de le edición en curso, junto con numerosos invitados que abarrotan el viejo Paraninfo del Instituto Eusebio da Guarda.

También de fechas recientes es la costumbre de enviar un vehículo de época al domicilio de la Meiga Mayor Infantil para trasladarla al Instituto en cuya puerta de acceso es recibida por la Presidente de la Asociación de Meigas, Meiga Mayor y pregonera, así como por las Meigas de Honor y Meigas de Honor Infantiles que forman el pasillo de honor.

La Fiesta del Solsticio Poético es uno de los actos más entrañables y elegantes de cuantos se organizan dentro del programa de HOGUERAS. Su cuidada organización y puesta en escena, la decoración y el incomparable marco donde se desarrolla, la convierten en una de las citas más tradicionales y con más sabor de todo el conjunto de actividades del ejercicio. Además de todo ello, evoca aquellas primeras Fiestas del Aquelarre Poético, organizadas por la Comisión Promotora en los inicios de los 70, que tuvieron también como escenario en el Paraninfo del Instituto.

José Eugenio Fernández Barallobre.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.