X
esEspañolenInglés
Menu
X

Las HOGUERAS-88

Las HOGUERAS-88

1988, fue otro año de grandes cambios en las HOGUERAS, un año en el que, de una parte, se instauraron distinciones y actos nuevos, como los Premios “San Juan” y el antecedente del actual Ciclo “Páginas Coruñesas”, y de otra, se recuperaron figuras que llevaban años desaparecidas, como la Meiga Mayor Infantil y las Meigas de Honor Infantiles que habían dejado de nombrarse en 1975.

Un año, por tanto, de muchas innovaciones dentro del contexto de nuestra fiesta que ya, por aquel entonces, estaba sobradamente consolidada.

Aquel año, alumbramos la idea de crear una Junta Asesora, con el fin de llegar más allá de donde habíamos llegado hasta aquel momento. Iniciadas las primeras gestiones, nombres como José González Dopeso, Gerardo Mariñas Romero, Manuel Rodríguez Maneiro, Carlos Fernández Bastarreche, Bocelo, por citar algunos de ellos, se incorporaron a la nueva comisión asesora que comenzó a abrirnos puertas, hasta aquel momento cerradas para nosotros.

Fue un auténtico revulsivo que vino a resolver algunos de los acuciantes problemas, especialmente los económicos, que estaban ahogando nuestras iniciativas festivas casi desde sus orígenes.

Con la Junta asesora a pleno funcionamiento, comenzamos a fraguar aquellas HOGUERAS-88.

Como primera medida, se procedió a nombrar a la XIX Meiga Mayor de las Hogueras de San Juan, recayendo este nombramiento en la joven coruñesa Silvia Fernández Toba, que fue presentada en el transcurso de la Festa da Danza das Meigas de aquel año, donde también se anunció el nombramiento de la V Meiga Mayor Infantil, la niña coruñesa Elena Vázquez de la Iglesia, hija del entonces Alcalde, Francisco Vázquez, con lo que la figura de las Meigas infantiles quedaban recuperadas tras una larga sequía de trece años sin verificar tal nombramiento.

Por su parte, Silvia Fernández, nombró como Meigas de Honor a las coruñesas María Fernández Tova, Dolores Blanco Rouco, Mónica López-Perales Mora, María Luisa Novoa-Cisneros García, Teresa Novoa-Cisneros García, Lucía Regaldíe Santiago, Teresa Rodríguez-Volta Rilo y Marta Souto Martínez.

También, Elena Vázquez, nombró a sus Meigas de Honor Infantiles, las niñas Raquel Fernández Tova, Victoria Souto Suárez, Laura Pérez García, María Tilve Seoane, Elena Liste Quintela, Dolores Collazo Mato, Lucía Suárez Pardo, Rocío De Urda Muñoz, Covadonga Sierra Martí y Julia López García.

De inmediato, tras estos nombramientos, hubo que plantearse el marco organizativo donde se iba a encuadrar la proclamación de la Meiga Mayor Infantil y de las Meigas de Honor Infantiles. Fruto de esta búsqueda, surgió la Fiesta del Solsticio Poético, cuya estructura la concebimos similar a su hermana mayor la del Aquelarre, fijando la jornada del 22 de junio como la de su celebración.

También en este año, se crearon los Premios “San Juan”, si bien de este asunto ya nos ocupamos, con todo detalle, en otro capítulo de nuestra historia.

Otra de las innovaciones de este año, fue el cambio operado en la Cabalgata de San Juan. Por vez primera se utilizaron carrozas para transportar a las Meigas, en lugar de los carros de país que veníamos empleando desde 1971.

¿El motivo? Muy sencillo, cada año subía el alquiler de los carros y su consecución se hacía más complicada y difícil. El año anterior, el alquiler de los tres utilizados en la Cabalgata de las HOGUERAS-87, había supuesto un desembolso superior a las 100.000 pts. de entonces, un capítulo importante que cada vez nos resultaba más complicado asumir.

Por el contrario, las carrozas nos ofrecían nuevas posibilidades, modelos distintos cada año y, en muchos casos, nosotros mismos podríamos participar tanto en su diseño como en su construcción. Tan solo se trataba de tener imaginación y buen gusto y hacer un aporte económico sensiblemente inferior al de los carros.

De nuevo aquel año, volvimos la vista a la industria fallera valenciana para encargar nuestra Hoguera alegórica, igual que habíamos hecho el año anterior. Para ello recurrimos, nuevamente, al artista fallero Enrique Burriel, encomendándole el diseño de la Hogueras-88, a sabiendas de que íbamos a quedar tan satisfechos como el año precedente.

Así fue, pasados unos días, nos remitió su nuevo proyecto, en esta ocasión con la figura central de un coloso soportando con sus manos un sol sonriente y alrededor de la base una serie de figuras alusivas a hechos reseñables de la vida de la ciudad, el nuevo Palacio de Opera, el Deportivo, etc. Proyecto que, por supuesto, fue aprobado y encargado el efímero monumento.

Las HOGUERAS-88, comenzaron el 26 de mayo, en el Restaurante “Os Arcados”, con el acto de presentación del programa y de las Meigas mayores e infantiles de aquel año. Atrás quedaba la “Festa da Danza das Meigas”, celebrada el 23 de abril.

El acto de presentación de las Meigas y del programa general, contó con la presencia del Alcalde Francisco Vázquez y del Presidente de la Junta Asesora, José González Dopeso, quienes intervinieron en el acto, haciendo una evaluación de las HOGUERAS que iban a comenzar, ante gran cantidad de invitados y medios de comunicación.

Dos días después, el 28, se inició la XVII Semana Deportiva, que contó con la participación de nueve equipos de Baloncesto, cinco de Balonmano, cuatro de Voleibol, todos ellos femeninos, así como siete de futbol y ocho de Hockey sobre patines, masculino, disputándose igualmente, una competición de Ajedrez mixta. En total, setenta y cinco encuentros de las distintas modalidades, con una participación de más de 350 deportistas.

Los encuentros se disputaron, durante más de quince días, en las pistas polideportivas de Riazor y en el campo municipal de futbol de la Torre, constituyendo un completo éxito de participación y público asistente.

A partir del 3 de junio, comenzó a desarrollarse el programa de las Jornadas de Teatro, Música y Danza a las que se sumaron ocho Grupos de Teatro; varios Grupos folclóricos que participaron en el Ciclo “Folclore en la Calle” y dos Bandas de Música.

Las Jornadas se desarrollaron, además del día 3, desde el 14 al 23, de forma ininterrumpida, utilizando diferentes marcos, tanto cerrados como al aire libre.

Para los días 16, 17, 18 y 21 de junio, se programaron tres conferencias y una velada poética que constituyeron un antecedente del actual Ciclo “Páginas Coruñesas”, pese a que, aquel año, no recibieron este nombre.

Para ello se contó con el concurso del antropólogo José Antonio Fernández de la Rota y de los periodistas Roberto L. Moskowich y Manuel Rodríguez Maneiro.

Además de lo señalado, dentro del apartado de actos sociales, la noche del 18, se celebró, en la discoteca “Cassely”, la Fiesta de brujos y brujas.

Los días 19 y 20 de junio, fueron los dedicados a los más pequeños, con la salida de la comparsa de Cabezudos de la Comisión y la celebración del “Día del Niño”, en el que se programó una fiesta infantil con juegos y actividades para los más pequeños.

El programa de actividades sociales se completó con varias visitas a Centros benéficos de la ciudad; con las recepciones ofrecidas por el Ayuntamiento, Capitanía General, así como con la celebración, el día 22, de la I Fiesta del Solsticio Poético, acto de proclamación de Elena Vázquez de la Iglesia como V Meiga Mayor Infantil, y el día 23, con la XVII Fiesta del Aquelarre Poético, acto de proclamación de Silvia Fernández Toba como XVIII Meiga Mayor, celebrándose ambas Fiestas en el restaurante “Os Arcados”, contando con la presencia de numerosas Autoridades y público en general.

En estas Fiestas, actuaron de mantenedores José González Dopeso, en la del Aquelarre, y Ezequiel Pérez Montes, en la del Solsticio.

Como hemos señalado, anteriormente, en esta edición de la Fiesta del Aquelarre fue en la primera en la que se entregaron los “Premios San Juan” que, en esta primera edición correspondieron a Francisco Vázquez Vázquez, Alcalde de La Coruña; José González Dopeso; a la Reunión Recreativa e Instructiva de Artesanos; al periodista Bocelo y al grupo musical “Los limones del Caribe”.

En la mañana del día 23, en la iglesia de San Francisco (PP. Franciscanos), se celebró la tradicional Ofrenda a San Juan y, a las ocho de la tarde, después de que los grupos y bandas participantes animasen las calles del centro, desde la plaza de María Pita, partió la primera parte de la Cabalgata, con la participación de varias Bandas de Cornetas y Tambores, Grupos folclóricos y Bandas de Música.

Por primera vez, como se ha señalado anteriormente, las Meigas desfilaron sobre carrozas, abandonando para siempre la costumbre de hacerlo en carros del país. Las carrozas fueron confeccionadas, aquel año, por el inolvidable Enrique Lago.

Tras la Fiesta del Aquelarre, que comenzó a las nueve de la noche, partió la segunda parte de la Cabalgata que condujo a Silvia Fernández Toba y a Elena Vázquez de la Iglesia, junto a sus Meigas de Honor y Meigas de Honor Infantiles, a la plaza de Portugal donde, ante miles de personas que abarrotaban tanto la avenida de Calvo Sotelo como la plaza de Portugal, consumaron el rito del fuego purificador de San Juan, tras ver como se disparaba una gran colección de fuegos artificiales.

Fue esta Noite da Queima, la primera en la que participaron, conjuntamente, las Meigas mayores e infantiles.

Aquella noche de San Juan, se completó con la actuación, en la plaza de Portugal, del grupo “Los limones del Caribe” que puso fin a las HOGUERAS-88.

Y así, fueron aquellas HOGUERAS-88, en que recuperamos la figura de la Meiga Mayor Infantil y las Meigas desfilaron por las calles de La Coruña montadas sobre carrozas.

José Eugenio Fernández Barallobre.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.