X
esEspañolenInglés
Menu
X

Los “Cardos” de las Hogueras de San Juan

Los “Cardos” de las Hogueras de San Juan

Uno de los objetivos iniciales de la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, cuando comenzó su andadura fue, en la medida de lo posible, rescatar la mayor parte de las tradiciones, simbología y costumbres vinculadas a la fiesta de San Juan, tratando de adecuarlas al tiempo actual.

Fruto de este afán, surge la figura señera de las Meigas, tan íntimamente ligadas a la tradición sanjuanera y, junto a ellas, denominaciones como la “Fiesta del Aquelarre Poético” o la “Fiesta del Solsticio Poético”, también relacionadas con esta celebración.

De igual modo, potenciamos, en la medida de lo posible, costumbres populares muy arraigadas como la del ramo de flores silvestres, tan asociado a esta fecha, que las Meigas entregan a las Autoridades en la mañana del 23 de junio y, por supuesto, cada vez que hemos tenido oportunidad, por medio de nuestras publicaciones, hemos divulgado muchas de las tradiciones propias de la fiesta del alto junio.

Algo similar sucedió a la hora de recurrir a la búsqueda de un símbolo capaz de condensar, de manera gráfica, las esencias y tradiciones sanjuaneras, volviendo para ello la vista a esa planta silvestre que conocemos con el nombre de “Cardo de San Juan”, por ser cerca de esta fecha cuando florece, inundando los campos. De hecho, pasados los años, esta flor se convirtió en el emblema de la Comisión Promotora, presente en premios, galardones, uniformes y publicaciones.

Si desde los primeros años de inicio de las actividades de la Comisión ya se estableció una íntima relación entre la flor del Cardo sanjuanero y nuestra Entidad –no hay que olvidar que desde 1971, con motivo de la celebración de la I Fiesta del Aquelarre Poético, ya se estableció como premio para el certamen poético una estatuilla representando la flor del Cardo-, no fue hasta 1973 cuando se creó la insignia de solapa que constituye, en sus modalidades de Oro y Plata, los más altos galardones que entrega la Comisión Promotora.

La necesidad de crear un distintivo con el que distinguir a Autoridades y colaboradores fue idea de nuestro buen amigo Macario de la Montaña Roel, Subcomisario del Cuerpo General de Policía y, por aquellas fechas, Secretario particular del Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, quien una tarde, en su despacho de la Avda. de la Marina, en el caserón de la vieja Aduana, me lo hizo ver con claridad meridiana.

De inmediato nos pusimos manos a la obra y tras debatirlo en la Junta Directiva se tomo la acertada decisión que nada mejor y más representativo que la flor del Cardo, cuyo diseño se debía mi gran amigo tristemente desaparecido Alfredo Malde Pardo de Andrade, para reconocer los servicios prestados por particulares para salvaguardar la tradición de la noche de San Juan coruñesa.

Por supuesto recurrimos nuevamente a Alfredo Malde quien ordenó que en los talleres de su prestigiosa joyería se diseñase una insignia de solapa que representase la planta sanjuanera siguiendo el patrón de las estatuillas que ellos mismos confeccionaban cada año para premiar a los galardonados en nuestro concurso poético.

La elección de la plata en lugar del oro como metal básico para la confección de nuestro galardón se debió, como no, a la endémica falta de recursos económicos que hacía inviable recurrir al oro para la confección de la insignia.

Presentado el modelo y aceptado por la Junta Directiva ordenamos su confección en número de tres que inicialmente fueron concedidos al Teniente General Carlos Fernández Vallespín, Capitán General de Galicia y Presidente de Honor de la Comisión Promotora; al Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, Miguel Vaquer Salort, y al Alcalde la ciudad, José Pérez-Ardá y López de Valdivieso.

Estos galardones les fueron impuestos en sendas audiencias que solicitamos al efecto, en sus respectivos despachos a lo largo de aquel año de 1973.

Desde aquella fecha ya lejana hasta hoy han sido muchos los que han recibido este entrañable galardón, emblema oficial de la Comisión, que durante muchos años fue el único que otorgó nuestra Entidad.

Andando los años, en 1994, con motivo de cumplirse las bodas de plata de la creación de la figura de la Meiga Mayor, se acordó crear la modalidad de oro que se concedió, por primera vez, al entonces Alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez Vázquez, y que, desde entonces, se ha venido otorgando de manera regular anualmente.

Volviendo al Cardo de Plata, me correspondió a mi el alto honor de ser el primer miembro de la Junta Directiva en recibirlo. Fue en la tarde del 23 de junio de 1975, en el transcurso de la celebración de la V Fiesta del Aquelarre Poético que tuvo como marco el incomparable Paraninfo del Instituto Eusebio da Guarda. Allí, con emoción difícilmente contenida, la VI Meiga Mayor, Teresa García Vila, me impuso tan preciado galardón.

Como nota anecdótica reseñar que el Cardo de Plata que me impusieron aquella tarde de 23 de junio, es el único que ni fue concedido por la Junta Directiva de la Comisión ni sufragado el gasto de su confección por nuestra Entidad. Tanto la concesión como el importe de su compra corrió a cargo de las Meigas-75 a propuesta de mi inolvidable amigo Carlos Beceiro Ledo, colaborador de nuestra Comisión en sus primeros años.

Por su parte, el primer Cardo de Oro, único hasta ahora, otorgado a un miembro de la Junta Directiva lo fue a la Vicepresidente I, Presidente de la Asociación de Meigas de las Hogueras de San Juan y Meiga Mayor de las HOGUERAS-85, Mª Concepción Astray Gómez, a quien le fue impuesto con motivo de la celebración de la Fiesta del Aquelarre Poético de las HOGUERAS-2002, celebrada en el Teatro Colón, en cuyo transcurso fue proclamada la XXXIII Meiga Mayor, Eva Vilariño Ramos.

En 2013 un acuerdo de la Junta Directiva de la Comisión Promotora creó los Cardos la modalidad de colectivos en las categorías de Oro, Plata y Bronce, para premiar a Instituciones y Entidades que destaquen por su defensa del San Juan coruñés.

Todavía, a día de hoy, corresponde la concesión de los “Cardos”, en sus distintas modalidades, a la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, otorgándolos, por delegación, la Asociación de Meigas de las Hogueras de San Juan.

Con el paso de los años, se creó un Reglamento de concesión de estos galardones que establece todo lo relativo a propuestas, tramitación, normas de imposición, etc. que sigue vigente en la actualidad.

José Eugenio Fernández Barallobre.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.