X
esEspañolenInglés
Menu
X

MUSICA PARA LAS HOGUERAS

MUSICA PARA LAS HOGUERAS

El paso de los años nos va dejando recuerdos, huellas de nuestro discurrir por la vida, pequeños retazos de insignificantes detalles que nos hacen evocar la magia de los instantes vividos.

Lugares, nombres, incluso olores que nos devuelven a situaciones que se han ido quedando atrás con el rítmico paso del tiempo inexorable y así la música, una melodía o una canción, es capaz, por si misma, de transportarnos a otros momentos que constituyeron espacios vividos con plena intensidad.

Se trata de melodías o canciones que, con solo escucharlas, reivindican aquellas vivencias y nos devuelven rostros, nombres, situaciones, instantes vividos que llegan todavía con plena vigencia a nosotros.

Las HOGUERAS, la mágica fiesta de San Juan, con sus peculiaridades, con su entramado, poseen, a la hora de recuperar en la memoria sus actos más tradicionales, esa música propia que, a todos los que conocemos los entresijos de la fiesta y los sentimos como algo nuestro, nos retrotrae, cada vez que la escuchamos, a sus inicios o simplemente a cada uno de los episodios que se fueron desgranando y haciendo historia particular de todo lo que entraña la noche de las Hogueras y el mundo que la rodea.

La música es un poco como los nombres de aquellos legendarios locales que sirvieron para tejer, entre sus paredes, miles de sueños de ilusión, cientos de proyectos, a veces inalcanzables, que convirtieron a las HOGUERAS en la realidad que son hoy en día. La música es como un ser vivo capaz de hacernos recordar los más destacados hitos que, en última instancia, fueron los responsables de que unos cuantos soñásemos con la llegada de la mítica fecha del 23 de junio y así cada vez que escuchamos una de aquellas páginas musicales, de repente, vuelven frescos a la memoria los imborrables recuerdos de un sinfín de actos que tuvieron, en esas músicas, el necesario acompañamiento para hacerlos más solemnes o simplemente más populares. Un torbellino de nombres y rostros se recuperan con solo escuchar aquellas melodías.

Por ello, la música asociada, de una u otra forma, con la fiesta forma parte de ese patrimonio lúdico inserto en las páginas de la historia sanjuanera escrita con la letra nacida del esfuerzo de los que sacamos adelante la idea de rescatar para la ciudad la esencia y las tradiciones de la fiesta de San Juan.

Con la I Fiesta del Aquelarre Poético, allá por 1971, surgió la necesidad de aproximar la música a nuestras HOGUERAS. Era necesario buscar una página musical que sirviese de solemne acompañamiento a la majestuosa entrada de las Meigas en su acto de proclamación. Tras darle muchas vueltas se tomó la decisión de adoptar, como música de entrada, la Marcha Triunfal” de la ópera “Aida” del italiano Verdi. Todavía está vivo en la memoria el recuerdo del monumental retraso de aquella primera Fiesta del Aquelarre esperando simplemente por la llegada del esperado disco de vinilo, prestado al efecto por la entonces existente Radio Juventud, que contenía la Marcha elegida. Finalmente, entre los aplausos de los asistentes y la emoción difícilmente contenida de las Meigas, sonó la marcha en todo su esplendor y el Paraninfo del Instituto “Eusebio da Guarda” sirvió como marco donde escribimos una de las más hermosas páginas de la historia de nuestra fiesta todo ello teniendo como fondo musical la vieja Marcha Triunfal”.

Sin embargo la Marcha Triunfal” sirvió tan solo en esa primera edición como soporte musical del desfile de entrada de la Fiesta del Aquelarre Poético ya que al año siguiente se utilizó la no menos famosa “Marcha Militar nº 1” de Shubert y poco después, otra marcha clásica, la de la Coronación” de la ópera “El Profeta” de Meyerbeer, se convirtió en todo un clásico de la fiesta de proclamación de las Meigas mayores. Una página musical que estuvo presente al menos hasta el año 1994 identificándose con esta fiesta que cada año sirve de inicio al llamado tiempo de HOGUERAS.

Fueron muchas las jóvenes coruñesas que desfilaron, emocionadas, a los compases de esta Marcha de la Coronación” poco antes de ser proclamadas como personajes centrales femeninos del entramado festivo sanjuanero. Noches de prosa y poesía que tuvieron como preludio musical esta página no demasiado conocida pero especialmente solemne.

Luego, desde 1995, cuando la Fiesta del Aquelarre se trasladó a uno de los Teatros de la ciudad, y casi hasta nuestros días otra marcha, la española de El Abanico”, del maestro Javaloyes, primero interpretada en directo por la entonces Unidad de Música del Batallón del Cuartel General de la Región Militar Noroeste y después “enlatada”, fue la obra elegida para acompañar ese mágico desfile en que las Meigas mayores e infantiles se dirigen a ser solemnemente proclamadas como las damas de la fiesta de San Juan.

Hasta el año 2007 tan solo en dos ocasiones esta marcha dejó de sonar. Fueron los años 2001 y 2002 en que la Fiesta se celebró en el Teatro Colón y que al igual que se viene haciendo a partir del 2007, en que se trasladó al Teatro Rosalía Castro, se interpretó como obra de entrada, como se hace actualmente, la Antigua Marcha del Reino de Galicia”, interpretada magistralmente por una numerosa Banda de Gaitas que hace una entrada auténticamente triunfal en los abarrotados Teatros preludiando el desfile de honor de las Meigas.

En cuanto a la Fiesta del Solsticio Poético, desde que su celebración se trasladó en 1994 al Paraninfo del Instituto Eusebio da Guarda, algunas de estas composiciones musicales sirvieron también, y de hecho sirven en la actualidad, para ambientar el desfile de entrada de la Meiga Mayor Infantil y sus Meigas de Honor Infantiles.

Uno de los actos de nuevo cuño, incorporado en 1995, a la Fiesta del Aquelarre Poético, es el llamado Homenaje a La Coruña que pone broche de oro a la Fiesta. Un acto en el que Meigas mayores e infantiles rinden pleitesía a la Ciudad depositando flores al pie de un escudo con las Armas de La Coruña. Su desfile, lento y cadencioso, ha sido acompañado musicalmente, en sus principios, por la marcha Certamen Musical” del militar coruñés Ricardo Dorado. Sus compases lentos, solemnes y armoniosos sirvieron para que, durante varios años, las Meigas desfilasen ante el escudo de la ciudad antes de concluir la Fiesta del Aquelarre. En la actualidad un pasodoble, Gloria al Pueblo” del maestro Artola, sirve, con sus airosos compases, como contrapunto musical a este entrañable momento en que las Meigas rinden culto a la ciudad que las vio nacer.

También, durante estos años, las comitivas sanjuaneras han tenido sus constantes musicales. Bandas de Música y Bandas de Gaitas han acompañado, de forma tradicional, el discurrir de las Meigas los días 22, 23 y 24 de junio, así como en la tarde en que se celebra el Homenaje a la Bandera, colofón del programa de actos, por las calles coruñesas. Vistosas y coloristas comitivas que confieren a la ciudad un aire festivo cada vez que las Meigas, acompañadas de la Dama de San Juan, de la Guardia de Honor, Corchetes, Heraldos y Heraldillos, se dirigen a presidir cualquiera de los actos centrales del programa de HOGUERAS.

Bandas de Música y de Gaitas, venidas de muchas partes de Galicia, han sabido poner fondo musical a estos desfiles y por tanto a la fiesta en sí misma cada vez que se proyecta en las calles. Marchas como Santiago” de Cancio o pasodobles como Rolandito” de J. Oro; “O Chopo” de Iglesias; “Banda Galega”; “Chantada” de Iglesias; “Os tres galeguiños” de R. Groba o sentidas marchas procesionales como “Solo una Madre”, también de J. Oro, tan interpretada en la procesión de San Juan, etc., por no citar otras muchas que han inundado con sus alegres y elegantes notas las calles de La Coruña cada vez que la fiesta de San Juan y sus Hogueras se hacen patentes en el cotidiano vivir de la ciudad.

Otro entrañable acto que posee su música propia es el Homenaje a la Bandera, incorporado al programa en 1994. Este acto serio y solemne que pone broche de oro, cada año, a la programación de HOGUERAS sirve para que Meigas mayores e infantiles rindan tributo de cariño y admiración a la Bandera nacional, la Bandera común de todos los españoles. A lo largo del desarrollo secuencial de este acto se interpretan, entonándolas todas las corales participantes acompañadas por la Unidad de Música del Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa, obras tan populares como el pasodoble “Banderita” de la zarzuela “Las Corsarias” de Alonso; “Soldadito Español” de la “Orgía Dorada” de Guerrero y, cómo no, la marcha gallega “Santiago” de Cancio. Marchas y pasodobles que hacen vibrar a cuantos nos reunimos bajo el mástil de la plaza de la Constitución al pie del neoclásico edificio de la Capitanía General.

Para el recuerdo quedan aquellos Festivales de la Canción de San Juan de los primeros años de las HOGUERAS, con canciones compuestas al efecto y cuyas letras, todas ellas inspiradas en la magia y los mitos de la noche de las lumeradas, perdidas desgraciadamente para el presente, sirvieron para hacer soñar a todas aquellas chiquillas coruñesas que, a lo largo de aquellos años innovadores e inolvidables, fueron proclamadas Meigas de las Hogueras de San Juan.

He querido dejar para el final las composiciones propias de las HOGUERAS, me refiero, como no, al pasodoble “Meiga Mayor” compuesto en su letra y en su música por Pirulo Iglesias; “Noite do San Xoan” de Antonio y Germán Gundín y “Vals para una Meiga” también de Antonio Gundín, todas estas composiciones, estrenadas en fechas recientes, constituyen el acervo musical de la Comisión Promotora, convirtiéndose en clásicos que se interpretan cada año en el transcurso de los más destacados actos del programa de las HOGUERAS. En este sentido no se debe pasar por alto la decisión, tomada hace unos años, por la Comisión Promotora de adoptar como su himno oficial la composición “Meiga Mayor” que se interpreta en los actos más solemnes del programa.

En los últimos años, el ya desaparecido Pirulo Iglesias comenzó a trabajar sobre el proyecto de una habanera titulada “Meiga Mayor Infantil” cuya letra al parecer llegó a concluir y que, pese a desearlo, no pudimos estrenar. También otros dos colaboradores de la Comisión, el prolífico Antonio Gundín y el compositor y músico Enrique Melio, compusieron al pasodoble “Meigas y Hogueras” que fue estrenado por la Banda Municipal y por la Unidad de Música del Cuartel General de la F.L.O. con motivo de las HOGUERAS-2012.

De extraordinario podemos calificar el estreno, en el año 2013, con motivo de la celebración del 250º aniversario del Palacio de Capitanía General, de una obra titulada “Palacio de Capitanía”, cuya letra es original del entonces Vicepresidente II de la Comisión, Carlos Fernández Barallobre, y la música del Teniente Director Músico, Iván Rodríguez Armán, y que fue estrenada por la Unidad de Música del Cuartel General de la F.L.O. con motivo de la celebración del Homenaje a la Bandera de ese año.

Finalmente, en 2017, tuvo lugar un nuevo acontecimiento musical relacionado con las HOGUERAS. Fue con motivo de celebrarse la XLVII Fiesta del Aquelarre Poético que tuvo como escenario el Teatro Rosalía Castro; allí, la Unidad de Música del Cuartel General de la Fuerza Logística Operativa, dirigida por el ya Capitán del Cuerpo de Músicas Militares, Iván Rodríguez Armán, se estrenó su obra “Invocación a las Meigas de las Hogueras”, así como se presentó una nueva versión del pasodoble “Meiga Mayor”, con arreglos para Banda y Coral, realizados por este mismo músico.

Quizás un día no muy lejano seamos capaces de editar un compilatorio de todas estas composiciones musicales y de otras nuevas obras que identifiquen la Fiesta, a la que le proporcionan nuevas señas de identidad y el rítmico y melodioso acompañamiento que precisa para hacerse sentir.

José Eugenio Fernández Barallobre

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.