X
esEspañolenInglés
Menu
X

OTRO JUNIO ANOMALO

OTRO JUNIO ANOMALO

Junio, el mes de San Juan, acaba de levantar su telón para conducirnos, en su parte alta, a la celebración de la noche de los grandes aconteceres. Sin embargo, un año más, volveremos a vivir un junio anómalo, diferente a los que estábamos acostumbrados a vivir.

Dos años sin que podamos celebrar la noche de San Juan, es mucho tiempo si nos paramos a pensarlo.

El año pasado, cuando comenzó esta maldita pesadilla, provocada por el chinovirus, podíamos incluso entenderlo. Sin embargo, ahora ya no y mucho menos descubriendo lo que, cada día, vamos sabiendo sobre esta “plandemia” que se está llevando por delante amén de muchas vidas, la economía  nacional  y muchas de nuestras inveteradas tradiciones.

Todo se asemeja a un oscuro plan globalista que pretende eliminar nuestra identidad nacional, nuestras señas identitarias de pueblo, para convertirnos en una masa informe, aterrorizada, oculta tras siniestras mascarillas, que deambula, camino de ninguna parte, por los senderos de la vida.

Este terror irracional que nos han inoculado de forma deliberada y consciente, nos está convirtiendo en una sociedad triste, poco comunicativa, más individualista y, en consecuencia, fácilmente manejable.

Nuestro futuro se teje en oscuros foros, planteándonos quiméricas agendas merced a las cuales, según nos reiteran, hasta la saciedad, vamos a ser mucho más felices, eso si, sin que tengamos nada.

Lo realmente grave es que, esta siniestra operación, cuenta con la aquiescencia de muchos de nuestros políticos, de la mayoría de los medios  informativos afines al poder y, por supuesto, de esas malvadas y alienantes redes sociales, manejadas por oscuros hilos, convertidas en el mejor medio para alimentar la conciencia de los tontos.

Ha pasado un año y, sin embargo, todo sigue igual que el junio pasado y, de nuevo, no tendremos San Juan, al menos como nosotros lo conocíamos.

La pregunta es ¿hasta cuando?, y, sobre todo, ¿volveremos a celebrar el San Juan?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.