X
esEspañolenInglés
Menu
X

EL COLMO DE LA DICTADURA BOLCHEVIQUE

Aunque no me sorprende viniendo de quien viene, si me parece alucinante, la petición de estos sectarios de la marea en el Congreso de los Diputados, solicitando que le retiren a Francisco Vázquez las condecoraciones que ha ganado, de forma merecida, merced a su trabajo durante años; un trabajo que se ha visto, no solo plasmado en nuestra ciudad a la que elevó a cotas desconocidas hasta entonces, sino incluso cuando fue nombrado Embajador de España cerca de la Santa Sede, sin olvidar su gestión como Senador y Diputado.

Lo hemos dicho muchas veces, esta gente, mala y ruin, trata de uniformarnos ideológicamente. Todos tenemos que pensar como ellos y aquel que se aparte un poco de esa línea es un auténtico proscrito y hay que perseguirlo allá a donde vaya, vejarlo y arrinconarlo, vieja táctica de la izquierda más radical y extrema.

Hablan sin recato de una “exigencia democrática”, estos que no son ni han sido demócratas más que de boquilla. Todavía recuerdo cuando en el Pleno Municipal los grupos Popular y Socialista votaron a favor de una propuesta para que el gobierno municipal continuase apoyando a la Asociación de Meigas en la gestión de las Hogueras de San Juan. De nada sirvió el voto de la mayoría, paradigma de la democracia, ellos se lo pasaron por el arco del triunfo en un gesto absolutamente dictatorial y se mantuvieron en sus trece. Dictadura pura y dura, ¿o es que una actitud como esa tiene otro nombre?

Afortunadamente en España, nos hemos ganado al derecho a opinar libremente sobre cualquier asunto siempre dentro del marco legal, sin otras cortapisas que las que establece el Código Penal y la crítica sobre la forma de vestir de una persona o su forma de pensar no figura en ninguno de sus artículos ya que, de ser así, habría que empezar a meter en la cárcel a independentistas, proetarras o prograpos, despreciables presentadores de alguna cadena televisiva que tratan de ofender a lo más sagrado, populistas que aparándose en su libertad de expresión atacan a los católicos, etc.

Yo puedo opinar como quiera sobre lo que quiera, faltaría más. Poner en entredicho sus opiniones y su gestióN, eso se llama LIBERTAD. De hecho, me parece impresentable que algunos políticos de esta corriente populista, más bien bolchevique y comunista al más rancio estilo, desprecien a quienes les pagamos sus buenos sueldos concurriendo a los actos que tienen que presidir vestidos como zarrapastrosos, incluso en actos a los que asiste o preside S.M. el Rey, y, sin embargo, después para asistir a una gala cinematográfica o para visitar a un líder chino se visten con la ropa adecuada que marca la etiqueta que exige el que invita. ¡Alucinante!

Pero hay más, tildan a Francisco Vázquez de machista, una acusación, como la de facha o fascista, muy socorrida en estos tiempos y muy usada por estos malvados populistas bolcheviques que, con vocación de dictadorzuelos, pretenden desacreditar a todos los que no pensamos, afortunadamente, como ellos.

Sin embargo, hay que tener mucha maldad y desconocimiento para formular semejante acusación. Parece que estos de la marea no se acuerdan cuando de forma pública y manifiesta llamaron a las Meigas “mujeres florero”, “falleras de Rita Barberá” y otras lindezas al más rancio estilo machista. Eso si es machismo puro y duro y desprecio hacia las mujeres, pero en ellos, con su supuesta superioridad moral que ni tienen ni han tenido jamás, todo está permitido y el resto debemos callarnos como corderitos camino del matadero. ¡Vergonzoso!

La gestión de Francisco Vázquez, por cierto, Presidente de Honor y Medalla de Oro de la Comisión Promotora de las Hogueras de San Juan, distinciones concedidas cuando yo presidía la Comisión, está avalada por las mayorías absolutas obtenidas, de forma reiterada en las diferentes elecciones municipales que ganó en buena lid y por el subsiguiente trabajo realizado que ha quedado plasmado en una ciudad, como la nuestra, a la que le cambió la cara totalmente y que a día de hoy, merced a la nefasta gestión de estos de la marea, vive sus peores momentos, sus años más negros y de mayor abandono y dejadez, sin proyectos, sin ilusiones, sin nada.

No oculten su mediocridad, su maldad, su falta total de eficacia, tratando de desviar la atención para que así perdamos de vista esa pésima gestión en estos más de tres años de desgobierno que han llevado a La Coruña a que nadie se acuerde siquiera de que existe.

Esperamos y confiamos que las elecciones de mayo que viene los pongan en su sitio y los desalojen del Ayuntamiento si queremos que La Coruña vuelva a ser esa ciudad hermosa, maravillosa, abierta, liberal y mágica, donde todos, pensemos como pensemos, tengamos cabida y donde se reconozcan los méritos de aquellos que, de verdad, trabajan por ella y por su engrandecimiento.

Vaya desde aquí mi solidaridad con Francisco Vázquez, al que tengo el honor y la satisfacción de decir que me unen lazos de amistad.

Por cierto, puestos ya en esta tesitura, espero que también soliciten que me retiren a mí las condecoraciones que gané con mi trabajo y con mi esfuerzo sirviendo a España a lo largo de los años.

José Eugenio Fernández Barallobre.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.